NUESTRA FORMACIÓN COMO HERMANOS MENORES

 
Para llegar a ser verdaderos hombres de Evangelio, dar una respuesta auténtica a
Dios y responder a los retos que nos plantea el mundo de hoy, es preciso profundizar en el conocimiento de nuestras dimensiones humana, cristiana y franciscana. 
 
Lo anterior sólo es posible a través de un serio proceso de maduración vocacional en el que, además de la vida fraterna, la oración y la meditación de la Palabra de Dios, se involucra el estudio de las fuentes franciscanas, el apoyo de la Psicología y la formación filosófico-teológica.
 

Ingresar:

Vocacional:

Visitas:

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy238
mod_vvisit_counterAyer528
mod_vvisit_counterEsta Semana2472
mod_vvisit_counterEste Mes10342
mod_vvisit_counterTodos los días590313

Iglesia Noticias